-

"TIMP ha mejorado mi día a día"

David Pellicer
11 de noviembre de 2019

En TIMP nos gusta conocer de primera mano la experiencia de nuestros clientes: saber qué necesidades de gestión tenían en su negocio antes de encontrarnos, de qué modo gestionaban sus reservas y cómo les ha cambiado la vida con TIMP.

Por eso, esta vez nos hemos desplazado a Barcelona para conocer en persona a Raúl Bersabé, director de Ludus Barcelona Arena, un centro de entrenamiento especializado en la mejora de la función corporal mediante entrenamientos funcionales, que fortalecen el organismo y aumentan la salud de los usuarios que acuden a sus instalaciones.

¿Quieres saber qué nos contó Raúl? Pues sigue leyendo, porque es un testimonio épico.

Ludus Barcelona Arena: gladiadores en tiempos de internet

Nada más llegar a las instalaciones de Ludus, Raúl nos recibe con una amplia sonrisa y un apretón de manos firme pero sereno.

Al instante sorprende la combinación de cordialidad y disciplina profesional que desprende ya en el trato personal, y más en alguien tan joven. Sin duda son dos rasgos que definen el espíritu de este sitio. No en vano, el nombre de su centro de entrenamiento alude a la metódica escuela en la que los gladiadores de la Antigua Roma entrenaban antes de cada batalla feroz: el Ludus.

Raúl nos guía por sus instalaciones, mostrándonos los diferentes espacios que componen este particular campo de aprendizaje para gladiadoras y gladiadores modernos. Construido en el emplazamiento de una antigua fábrica, Ludus Barcelona Arena aún conserva sus vigas metálicas de antaño, algunas de ellas reconvertidas en soportes para realizar ejercicios como dominadas. Añadiendo otro toque de encanto a este estilo único, un viejo cabrestante industrial anclado al techo vigila con su gancho las sesiones de entrenamiento desde las alturas.

El gimnasio se compone principalmente de tres salas en las que se imparten diferentes estilos de entrenamiento -TacFit, Cross Training, boxeo, hipopresivos, entrenamiento de fuerza y de mejora de la movilidad-, y en nuestra visitada guiada por Raúl encontramos en plena faena a varias personas que han acudido un día más a ponerse en forma en estas instalaciones. Allí son tuteladas por uno de los profesionales de Ludus, que en este caso les enseña a realizar abdominales hipopresivos.

Hasta un gladiador necesita ayuda al gestionar su negocio

Una vez visto el centro, Raúl nos acompaña al mostrador, donde comienza la entrevista y nos cuenta su historia.

Como profesional, nuestro protagonista ha estudiado el Grado Superior en Actividades Físico Deportivas, ya que desde muy joven sintió la llamada del deporte, desarrollando una clara vocación de servicio que desembocó con los años en la fundación de dos centros deportivos, uno de los cuáles es este que hoy nos ocupa.

La principal dificultad que se encontró Raúl al abrir el negocio fue la gestión de la contabilidad diaria: por un lado, el balance de ingresos y gastos era difícil de llevar al día porque tenía que compatibilizarlo con la impartición de clases; por otro, el cobro de las cuotas a los socios se convertía en una tarea difícil porque todo se anotaba en papel o en un documento de excel, lo que entorpecía el proceso y, sobre todo, le quitaba mucho tiempo cada día.

Además de eso, el aforo de las clases a menudo se veía sobrepasado porque, sin una manera ágil de gestionar la agenda, era muy difícil controlar cuántas personas iban a acudir cada día a clase. Esto también provocaba que, en no pocas ocasiones, Raúl y su equipo se vieran obligados a invertir mucho tiempo en saber qué cuota le correspondía a cada persona usuaria en función de su actividad y nivel, así como de verificar cuántas sesiones llevaba consumidas y de qué número disponía todavía.

Consciente de que estos procesos engorrosos de gestión dificultaban su trabajo diario y su deseo de ofrecer el mejor servicio, Raúl tuvo claro que necesitaba encontrar una solución cuanto antes. Por eso empezó a utilizar diferentes sistemas con la esperanza de que le ayudasen a gestionar más eficientemente su negocio, pero no le ofrecían lo que buscaba.

Afortunadamente, al poco tiempo un amigo le contó maravillas acerca de TIMP y de las ventajas que ofrecía para centros como el suyo, y Raúl no se lo pensó dos veces: tenía que probar esta herramienta en Ludus Barcelona Arena.

TIMP, una mejora instantánea para Ludus

Raúl nos explica que cuando empezó a usar TIMP experimentó un cambio positivo prácticamente al instante: los números por fin le salían de forma cómoda y ágil, y era el propio sistema el que se encargaba de ir descontando las sesiones de entrenamiento conforme los usuarios las iban consumiendo.

Mientras esboza una sonrisa no puede evitar comparar TIMP con aquellos sistemas que usó en el pasado, que le parecen muy limitados y con una interfaz tosca al lado del completo panel de nuestro sistema.

Nuestro anfitrión destaca con entusiasmo la app de reservas de TIMP, que permite a sus usuarios gestionar ellos mismos sus propias reservas sin que él tenga que estar pendiente del teléfono.

Así, Raúl solo tiene que consultar tranquilamente en el panel cuántas personas vendrán a clase, si alguna de ellas presenta cualquier circunstancia que deba tener en cuenta para planificar su clase o cuándo será su cumpleaños, con el fin de programar una felicitación que el propio panel se encargará de enviarle.

Además, la masificación en las clases ha pasado a la historia.

Todos estos aspectos elevan aún más el nivel de calidad del servicio de Ludus, según nos asegura satisfecho Raúl.

TIMP baja a la arena: un soporte épico para la batalla diaria

El director de Ludus afirma que ya desde el principio a él y a sus profesionales les encantó el soporte técnico que ofrece TIMP, puesto que nuestros técnicos siempre están ahí para resolver sus dudas y atender cualquier consulta que necesiten realizar antes, durante o después de una clase.

Tal y como nos cuenta Raúl, los profesionales de TIMP les brindan ayuda al instante a través del chat y el teléfono, y al empezar con el programa se volcaron en formarle para que así pudiese sacarle el máximo partido. De ellos destaca su gran paciencia al atenderle, así como la inmediatez con la que suelen responder a cualquier petición de ayuda.

Para acabar, Raúl se despide de nosotros haciendo hincapié en que TIMP ha mejorado mucho su día a día y que gracias al programa ahora se organiza mucho mejor.

Es un orgullo saber que con tu esfuerzo mejoras la vida de tantos y tantos profesionales que, como Raúl, necesitaban una herramienta de gestión potente que les hiciera la vida más fácil.

Por eso, nos vamos de Ludus Barcelona Arena contagiados de la energía de los gladiadores, dispuestos a seguir pisando la arena todos los días para que la gestión ágil, cómoda y rentable que disfrutan Raúl y su equipo sea una realidad también para más y más centros.

Puedes conocer de cerca el testimonio de Raúl en el siguiente vídeo:

¡Suscríbete!

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector.

¡Síguenos!

El tiempo es poder

Disfruta de lo que te hace feliz y deja la gestión de tu negocio en nuestras manos.

¡Empieza ahora!

Este sitio web/aplicación utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestra política de cookies