-

Cinco consejos de Emprendedor Fitness para entrenadores

Paula
Paula Sahuquillo
30 de octubre de 2020
Cinco consejos de Emprendedor Fitness para entrenadores
Hoy en el blog TIMP hemos querido recopilar algunos consejos útiles para profesionales del fitness que gestionen sus propios centros y negocios. Para ello hemos contado con Evaristo Molina, gerente de Emprendedor Fitness.

Desde Emprendedor Fitness, Evaristo ayuda a entrenadores personales a que diseñen su negocio ideal. Se dedica a asesorar a profesionales proporcionándoles las herramientas necesarias para que emprendan y hagan crecer sus negocios.

Cuando Evaristo estaba desarrollando su carrera como entrenador personal se dio cuenta de que no había ninguna formación específica para enseñar a los profesional del fitness a gestionar sus negocios,  así que se formó para cumplir ese papel.   

Tanto si eres un entrenador personal, como si gestionas cualquier tipo de negocio relacionado con la salud y el deporte, sigue leyendo lo que viene a continuación porque estamos seguros de que te interesa.  


1. Piensa por qué tu cliente debería trabajar contigo y no con otros profesionales


El primer consejo es una reflexión esencial. Aunque es importante confiar en nuestra profesionalidad, hay que ser inteligentes y no dar las cosas por sentado.

“La mayoría de nosotros tiene unos conocimientos técnicos similares y una forma de ayudar a los clientes bastante semejante. Tendemos a pensar que el cliente debería escogernos por estos conocimientos, cuando sin lugar a dudas, esto es algo que no nos diferencia en absoluto.” 

Según Evaristo, tener una propuesta única de valor definida es uno de los aspectos que marcará el éxito de tu negocio a largo plazo.


Nunca reflexionamos sobre qué nos hace diferente del resto de entrenadores y por lo tanto, no somos capaces de darle una razón al cliente para que nos escoja a nosotros más allá del precio, provocando con ello el segundo problema: tener que competir con otros profesionales cuando deberíamos buscar nuestro propio océano azul.” 

Te invitamos a que te cuestiones qué te hace diferente de otros profesionales e identificar tu mecanismo diferenciador.

2. No vendas sesiones de entrenamiento, vende solución a problemas


Los modelos de negocio han evolucionado, y con ellos, el proceso de venta. Si te das cuenta, muchos negocios que antes vendían productos, ahora venden experiencias. Según Evaristo Molina, los entrenadores y profesionales del fitness deberían hacer exactamente hacer lo mismo. 

Tu audiencia no quiere que le vendas productos, quiere que le resuelvas sus problemas, no quiere que le vendas servicios, quiere experiencias que las hagan sentir de determinada forma”.


3. El desarrollo de habilidades personales es tan importante como la formación técnica 


Si llevas un tiempo en el mercado laboral o estás emprendiendo tu propio negocio te habrás dado cuenta de que terminar tu carrera no es el final, sino el principio de tu verdadera formación. A partir de ese momento, es esencial mantenerse actualizado e invertir en formación continuamente.

Sin embargo, esta formación tiene que estar acompañada de una visión estratégica. 

La mayoría de los profesionales del mundo de la salud invierten mucho tiempo y dinero en la formación técnica (todas esas habilidades y conocimientos que los ayudan a saber más sobre su profesión) pero descuidan el desarrollo de habilidades personales (comunicación, liderazgo, empatía...) y de habilidades emprendedoras (finanzas, marketing, ventas, productividad, etc.) provocando con ello entrenadores muy formados pero incapaces de dar a conocer sus servicios de forma efectiva y de tener un negocio que sea estable y rentable.”

Para Evaristo, tenemos que entender que el éxito profesional no viene solo derivado de las habilidades técnicas, sino también del resto de habilidades que potenciarán aún más todo lo que hemos estudiado.


4. Educa a las personas para que encuentren su motivo 


Más de la mitad de la población no realiza ningún tipo de entrenamiento regular, sin embargo, para todo el mundo la salud es lo más importante. 

Emprendedor Fitness propone que te dirijas tus esfuerzos comunicativos a quienes aún no han entendido que el ejercicio, la nutrición y el descanso forman los pilares de una vida saludable.

“Es curioso como la mayoría del mensaje de la industria del Fitness está enfocado o bien en aquellos que ya entrenan y conocen su importancia o en aquellos que quieren utilizar el ejercicio como una forma de castigarse por los excesos.” 

Hay muchísimas gente que quiere llevar una vida saludable pero aún no han encontrado su motivo. “Sé diferente, comunícate con esas personas que quieren y necesitan dar ese paso y edúcalos”.

5. Enamorar a tus clientes es más importante que conseguir nuevos


Sin amor no hay éxito. Invertir tiempo y recursos en enamorar a tus clientes es sin lugar a dudas una de las mejores inversiones que puedes realizar dentro de tu negocio

“Como siempre digo, captar nuevos clientes es más sexy, pero cuidar de las personas que ya han confiado en ti, es sin lugar a dudas, muchísimo más efectivo e inteligente.”

¿Y qué puedes hacer para enamorarlos? Ten en cuenta estas cuatro acciones que comparte Emprendedor Fitness:

  • Conoce su “por qué”. Cada persona tiene una razón para entrenar, asegúrate de conocerla antes de comenzar a trabajar con ella.
  • Supera sus expectativas. Si sabes lo que la persona espera de un servicio como el tuyo, no hagas lo mismo que el resto de entrenadores, ve un paso más allá.
  • Ten siempre una sorpresa preparada. Sorprender a tu cliente con algo que sea “significativo” para él y que no se espere, es una forma estupenda de enamorarlo.
  • Ofrécele su “resultado soñado”. Si quieres que un cliente para toda la vida, que además te recomiende a mucha gente, asegúrate de ayudarlo a que consiga su resultado soñado.

El tiempo es poder

Disfruta de lo que te hace feliz y deja la gestión de tu negocio en nuestras manos.

¡Empieza ahora!
El tiempo es poder

¡Suscríbete!

Recibe en tu bandeja de entrada todas las novedades sobre gestión y tendencias en el sector.

¡Síguenos!